Siguen llegando a festejos de fin de año compatriotas al aeropuerto Internacional Oscar Arnulfo Romero

73c5fc2e-d99a-482a-9cf8-ef121d33defe
Por: elsoldemorazan el 27 diciembre, 2016

El aeropuerto Internacional  Oscar Arnulfo Romero en Comalapa, pareciera una feria en estos días de Navidad y año nuevo. Las familias han llegado a recibir a sus parientes muchos de los cuales retornan al país después de 30 años.

Una de estas historias es la de don Paco Turcios quien un memorable día 14 de octubre de 1986 se marchó de la terminal del  sur en esta capital. “Con una mudada en la mochila y repleta de ilusiones dejó a su paquito de tan solo 3 años”.

Su padre quien aún vía no tuvo valor de despedirse de su hijo. Detrás de la casa levantó su mano en señal  de Adiós en la medida que caminaba “me alejaba  de él sin saber que esa imagen sería la última que guardó en mi memoria, mi papá murió dos años después  es decir en 1988, es por eso que tengo tremendos deseos de ir al panteón y llevarle flores”.

Mi hermana menor que era una adolescente ahora tiene tres hijos. “Como pasa el tiempo, las calles de este San Salvador ya no las conozco, solo imagínese cuanto tiempo he pasado fuera”, le dice don Paco a El Sol de Morazán.

Familias enteras llegan desde muy temprano procedentes desde los lugares más apartados del país. Don Edgardo Alvarenga salió a las tres de la madrugada de este 27 de diciembre de Sesembra Morazán.

Conversa un tanto inquieto con sus hijos señalándoles la hora que debía aterrizar el avión en el que estará llegando su hijo mayor.  “Pero es que él me dijo que llegaría a las 6 de la mañana, pero ya son las ocho, algún atraso tuvo dice el sr Alvarenga.

Al escuchar la conversación , una señora que está muy cerca le pregunta:  ¿De dónde viene su hijo? .

Alvarenga le responde:  De los Angeles.  La  señora lo invita a observar  la pantalla  electrónica de salidas y arribo de aviones al aeropuerto.

El reportero de El Sol de Morazán se acerca a don Edgardo, y le  pregunta: ¿Se vinieron todos?

Sonriente le responde- pues si  todos llegamos en ese camión, somos 25 y con  nosotros se vino hasta el chucho que no quizo quedarse solo, sonríen al escuchar esta respuesta jocosa  no solo sus parientes sino que todos los que esperan a los suyos.

 

Noticias Relacionadas

No hay noticias relacionadas =(.

Deja un comentario