Al cumplirse 36 años, recuerdos macabros de la masacre en el Mozote

_MG_6429
Por: elsoldemorazan el 9 diciembre, 2017

“Esa mañana del 11 de diciembre de 1981 yo estaba en la casa y como a eso de las 9 de la mañana escuché una  gran tirazon, sobrevolaban helicópteros disparando a  las comunidades  y desde lejos vi una gran humazon,  se sentía un gran ijillo  a carne quemada de tanto niño que mataron en el mozote, en  el  cantón la joya y  caserío el  Potrero jurisdicción de Meanguera,   de dónde yo era originario” , le dijo don José Ángel  Mejía de 72 años al juez 2  de primera instancia de San Francisco Gotera,  Jorge Alberto Guzmán.

“Me fui a un bordito y bajo un palo de mango vi las tirazones y la llorazón  de niños, mujeres, ancianos  me fui de vuelta y le dije a mi esposa, vieja vámonos  para el cerro  perico llevémonos a los cipotes. Lo que hice fue echar un atado de dulce a la matata

Ese fue un día soleado, por todos lados la gente sentía miedo y presentía que algo malo podía pasar,  desde el  7 de diciembre “los diceres” (rumores)  de la gente  era que llegarían a matarnos, nosotros no creímos y menos con la saña  y grosería que lo hicieron.

Pero hice el esfuerzo, cuando todo quedó silencio  a  los 3 días se fueron quizá no aguantaron el  ijillo de los muertos, ganado  y cuches.  “A las 3 de la tarde me fui  (guataliando) en medio de veredas y maleza. Mire que cuando llegué encontré la tendalada de muertos, puchica dije yo que barbaridad que hicieron estos ingratos matar este gran montón de niños, medio conocí  a mi suegra que se llamaba Francisca Sánchez.

Luego caminé a la casa de mis suegros destruida puras cenizas, encontré a la Priscila patas arriba con el vestido al pecho, vine yo y le bajé el vestido, el blúmer estaba  en una piedra, supuestamente la violaron los soldados del batallón Atlacatl y después la mataron.

Con tanta mortandad que los zopes su pusieron barrigones de tanta carne podrida que se hartaron, se sentía el gran tufo y una gran nube negra de zopilotes que se comían los cuerpos de esta pobre gente, recuerda con la voz entre cortada de don José Angel  Mejía quien a partir de ese día se truncó su vida tras perder 24 familiares, y hoy le pido al  señor Juez  justicia , le dijo don José Ángel Mejía a el Sol de Morazán.

Desde ese día don José Ángel  y su familia huyeron al  cerro Perico siempre en la misma comprensión de Meanguera . Pasó unos cinco días que él y su familia no comieron absolutamente nada, pero la decisión de irse a vivir a una cueva fue la mejor para salvar sus vidas, en ese lugar vivieron  6 años escondiéndose de los continuos operativos. En medio del monte cultivaba sus milpitas, frijolitos y pescaba en el río para sobrevivir.

Por las noches  y bien quedito nos informábamos por medio de la KL para caminar con mucho cuidado por donde vivíamos, otros amigos nos recomendaron que fuéramos  a los campamentos de refugiados pero yo siempre me negué y dije que allí estábamos más seguros.

Hasta el mediodía de este viernes 28 víctimas de la masacre del  Mozote testificaron, todos responsabilizan al batallón Atlacatl  y el fallecido Domingo Monterrosa de ser los responsables de esta matanza de campesinos los días 11,12 y 13 de diciembre de 1981.

Por esta masacre de lesa humanidad están siendo procesados una veintena de militares entre los que figura el otrora poderoso ex ministro de defensa  general José Guillermo García, el comandante de la Fuerza Aérea Juan Rafael  Bustillo y otros que tuvieron responsabilidad  en la cadena de mando de las fuerzas armadas a principios de los 80s.

 

Noticias Relacionadas

No hay noticias relacionadas =(.

Deja un comentario